CENTRISMO PUTA

Publicado en por Urz

No nos gusta ser soeces ni maleducados en Ultreya, pues siempre hemos considerado que éste blog tenía como misión instruir y formar con seriedad, pero eso no nos va a impedir expresar la triste situación actual con la dureza merecida. Todos sabemos que Artur Más es un malnacido con el que muchos soñaríamos un revival “Montjuich 1940”; el PSOE es un cadáver que pasea su putrefacción a espera de su muerte; la coleta más de moda con sus piojos y heces sociales ansía con retomar el Frente Popular e incluso hay alopécicos supuestamente moderados que zascandilean un día en Madrid y el otro en Barcelona. Pero en esta triste España no podemos olvidarnos que desde noviembre de 2011 el infame ZP pasó a las cloacas de la Historia de España y el Partido Popular con Mariano Rajoy a la cabeza obtuvo una aplastante mayoría absoluta. El pueblo español depositó una gran confianza en el partido de la gaviota pensando ingenuamente que podría enderezar un país a la deriva en lo económico y espiritual. Dos años y medio después, ese florero con barba de Pontevedra ha resultado ser un inmenso desastre que además de la obsesión económica ha sido un permanente esconder la cabeza cuál avestruz para evitar temas de alto calado político y no desandar toda la porquería elaborada por ZP en siete años. De hecho, todavía está por ver que la manida reforma de la Ley del Aborto se lleve adelante con una defensa de la misma del ínclito Gallardón a medio camino entre la buena intención y el encefalograma plano, con el escenario de actitud vergonzante y el posicionamiento de perfil de muchos de sus correligionarios.

Sin embargo, lo más triste es que esta actitud del gobierno de Rajoy no es un pequeño gusano en medio del saco de manzanas, pues lo que podemos apreciar desde 1978 es que si algo ha sobrado en el centro-derecha español han sido los gusanos. Curiosamente, mientras la izquierda y los separatistas no han renunciado en ningún momento a sus principios máximos de destruir España, dividir a su pueblo y sembrar la ponzoña, la derecha institucional se ha autolobotomizado ideológicamente y ha considerado el pacto del 78 como su vacía base ideológica , por una combinación entre miedo y vagancia que le ha hecho renunciara a cualquier principio excepto uno :El dinero.

Claro está, que cuando hablamos de Derecha no nos referimos a aquellos que durante los 70 y 80 intentaron salvar a España de la desolación que se le venía encima y que por ello se dejaron su juventud, su libertad e incluso algunos su vida en las calles de España. Frente a estos héroes, las hienas del sistema como Martín Villa, Rosón ,su jefe Suárez (quien de estas horas a buen seguro que se revuelve en el fuego eterno) y todos aquellos que hasta hoy han heredado esa área política, han cometido la triple traición de aniquilar a aquellos que pudieron ser vanguardia frente al izquierdismo, no haber dado la batalla ideológica y el permitir el desarrollo en estos 35 años del imperio de los enemigos de España y nuestra civilización en la educación y medios de comunicación, derivado todo ello del complejo naciente de la Transición por el cuál una parte importante de la Derecha siempre tuvo sensación de inferioridad moral por su pertenencia a la Dictadura. El resultado final es la destrucción del espíritu colectivo de un pueblo a manos de la izquierda para quien la idea de España es un auténtico muro en su afán de crear “El hombre nuevo”.

La izquierda es culpable, pero la derecha lo es más por haberse preocupado sólo por los denarios públicos y a robar menos que sus oponentes (o eso era antes, porque ahora…). El mejor ejemplo de esta simpleza fue el comentario de una diputada del PP en una tertulia de la hora vespertina en la que se debatía sobre el plan secesionista de Cataluña. La susodicha expuso sus principios contra esta traición a España de la siguiente forma: “Cómo se puede permitir la secesión de Cataluña…la prima de riesgo se dispararía a los 700 puntos”. Es decir, que a esta señorita no le importa en absoluto la unidad de su Patria, ni la Historia común de siglos ni los derechos y libertades de los catalanes que se sienten españoles. Lo único que le importa es el dinero y poder sobrevivir dejándose perdonar la vida por el izquierdismo. En definitiva, si hace 30 años pensábamos que la izquierda española actuaba así en temas ideológicos por cobardía, hoy en día es por ausencia de neuronas.

Éste es el actual “Centro reformista” español, que se mueve sólo por el dinero…¡Cómo las putas!

Mesías del Centrismo Puta en plena reflexión

Mesías del Centrismo Puta en plena reflexión

Etiquetado en Crisis Institucional

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post