EL PESO DEL PALETISMO

Publicado en por Urz

EL PESO DEL PALETISMO

¡El Gobierno vuelve a liarla!…siguiendo las mañas del peor zapaterismo acaba de hacer públicos unos de los datos que indican de la forma más hilarante posible la locura que representa la “España de las Autonomías”, senda político-administrativa que está conduciendo al precipicio a la Nación más antigua de Europa. Mariano y sus chicos se han puesto a hablar de lo único que sabe que es de dinero, y haciéndole el juego de forma miserable y rastrera a la sanguijuela separatista de Artur Más ha publicado las conocidas como “Balanzas fiscales” o lo que es lo mismo, el número de euros en los que cada una de las taifas autonómicas se siente agraviada por el egoísmo de las restantes que viven a su costa. Semejante estudio nada bueno puede aportar a no ser resentimiento, pero poco le importa a Rajoy y compañía mientras puedan hablar de euros, concepto para ellos muy superior al de solidaridad, Patria o proyecto común…¡A quién le interesan todavía esas chorradas!, dirá el saco de patatas barbudo más conocido de Pontevedra. Ahondando en el desasosiego Nacional, tenemos además una oposición que no sabe ni contesta, pues para esto se requiere pensar, aunque sólo sea un mínimo, y el cerebro del PSOE está en encefalograma plano. Para terminar con el triste espectáculo, los separatistas aplauden con las orejas la oportunidad de lamento que Mariano les ha servido en bandeja con sus balanzas.

Resumiendo la situación en pocas palabras y pocos datos exhaustivos (para estudiar punto a punto ya tenemos la tabla adjunta), la Comunidad de Madrid se siente muy estafada por la mayoría de los españoles, pero como Madrid es una muestra reducida de toda España, no se molesta tanto, aunque su presidente pide más dinero. La Generalitat de Cataluña se siente agraviadísima con su “Espanya ens roba”. El gobierno les reduce en algo su agravio, pero la tabla en cuestión sólo servirá para escuchar protestas con más fuerza de parte de Más y sus buitres. Comunidad Valenciana y Baleares también entran en la batería de los quejumbrosos, aunque de forma más solapada.

Por el contrario, nos encontramos al pelotón de los “torpes y vividores” que forman-formamos el resto de españoles que habitamos en las taifas menos afortunadas económicamente. Su lectura es muy variada si tomamos los datos en forma absoluta, donde Andalucía es la campeona por su gran importancia demográfica, o relativa a su PIB, donde son Ceuta y Melilla las triunfadoras. En definitiva, Andalucía, Castilla y León, Canarias, Galicia, Extremadura y Ceuta-Melilla seríamos las “hijas pobres” que vivimos a cuenta de la prosperidad de algunos, mientras que el resto de comunidades (incluyendo ambas forales), nadarían en una recolección de calderillas varias que no las sitúan ni como parasitantes en exceso ni como aportadoras en demasía. Por ello y una vez desgranados estos datos, caben una serie de reflexiones importantes:

Primeramente, es triste comprobar los palos de ciego dados y mediocridad aportada por la clase política española ante este estudio, donde muchos lloran, bastantes dicen tonterías y la mayoría no saben ni entienden los datos. Para muestra de este desbarajuste las declaraciones de la choni poligonera a la que Felipe González y Chaves han puesto al frente de la Junta de Andalucía, quien por un lado considera la financiación de Andalucía discriminatoria (región receptora de fondos) y a la vez considera a Cataluña como injustamente tratada, siendo comunidad aportadora. ¿Quién lo entiende?.

Segundo, España lleva (o llevaba) siglos siendo una unidad económica, por lo que difícilmente podemos decir que parte de mérito de éste posicionamiento es debido a la sobrecapacidad e inteligencia de los esquilmados ciudadanos de una taifa autonómica frente al resto de sus vecinos. Así podríamos preguntarnos …¿Tendría Cataluña estos resultados si su industria no hubiese sido favorecida y fomentada desde hace siglos por el gobierno?; ¿los tendría Madrid de no ser capital?; ¿los tendrían País Vasco o Navarra de no haber tenido un sistema foral?. Por contra, ¿Sería mucho más próspera Andalucía de no haberse dilapidado durante 35 años dinero por parte de su Gobierno Autónomo y haber sido administrado de forma eficiente por parte del Estado?; ¿Serían tan “deficitarias” Galicia, Castilla y León o Extremadura de no haber sufrido la emigración de parte de su población a otras partes de España o al extranjero?... muchas preguntas que no hacen más que replantearnos una “Historia ficción” de una España Contemporánea reciente que difícilmente podremos jamás conocer.

Por último, me gustaría plantearle a los señores gobernantes de Cataluña y Comunidad de Madrid por poner dos ejemplos estas cuestiones… ¿Está Barcelona perjudicada en su balanza fiscal frente a Lérida?; ¿Lo está el Barrio de Salamanca frente a Vallecas?... y así podríamos extenderlo a cualquier Región empezando por la nuestra… ¿Están perjudicados Vigo o La Coruña frente al rural de Lugo y Orense, por poner por caso?... y así sería divisible esta diferenciación por barrios o calles hasta la histeria total.

España es una unidad económica y política que debe basar su estabilidad y futuro en el concepto de comunidad única, considerando todos los españoles el total de los recursos generados en nuestra Patria, independientemente de que estén situados en una parte u otra de la geografía Nacional. Todo lo demás es paletismo elevado a la enésima, que por lo que parece desgraciadamente es lo que pesa en la España actual.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post